Enzimas: El eslabón perdido

Si se nos habla de carbohidratos, proteínas y grasa, muchas personas entienden de lo que hablo. Si hablamos de vitaminas y minerales, a muchos les resultará familiar. Pero cuando les digo enzimas la mayoría no sabe de lo que hablo o no saben a ciencia cierta de lo que se trata.

Macronutrientes son carbohidratos, proteínas y grasas.  Los necesitamos para obtener energía, renegación de nuestro tejido, desarrollo de nuestros, huesos y músculos y nuestros procesos hormonales, entre muchas otras cosas más. Micronutrientes como vitaminas y minerales son los reguladores en todas las funciones del metabolismo celular. ¿Pero qué son las enzimas? Enzimas son los CATALIZADORES, las necesitamos para poder asimilar bien los alimentos, además de participar en procesos metabólicos, en todas las funciones de nuestro organismo.

sistema-digestivo

¿Sabías que nuestra cantidad de producción de enzimas es limitada? ¿Sabías que al cocinar los alimentos las enzimas mueren? Tal vez no nos hemos puesto a pensar en ello y tal vez este importante elemento sea el eslabón perdido para muchos, en los diversos problemas de salud que nos aquejan.

¿Por qué una persona que está enferma crónicamente mejora con una dieta a base de alimentos crudos y vivos? Porque una alimentación de frutas, verduras y germinados contiene poderosas enzimas que vienen integradas en el alimento, ayudan al proceso de digestión y por ende nuestro cuerpo no tienen que forzar al páncreas a producir más enzimas robándole dicha producción a las que necesitamos para otros procesos de reparación celular profunda.

El ser humano es la única especie animal que no se alimenta de lo que le es fisiológicamente apto. Por ejemplo en otras especies, el León caza y come carne, la carne del animal que mata es carne cruda con las enzimas intactas para poder digerir eficientemente las proteínas y las grasas, además que el estómago del león es adaptado para ello. La vaca come hierba pero tiene más estómagos que degradan perfectamente la celulosa, para poder asimilar perfectamente dicho alimento que ya incluye esas enzimas. OJO, hablo de animales que vivan en su hábitat, los criados en cautiverio ese es otro boleto, ya que ahí se podrá ver un ejemplo claro de que a un animal que lo sacas de su alimentación fisiológica no es saludable o se vuelve vulnerable a la enfermedad.

Después de que se inventó el fuego, se pudo “haber ganado” en muchas cosas, pero se perdió también mucho en el sentido de la importancia de consumir la comida en su estado natural, sin estar cocinada, procesada, refinada. La comida que está en su estado natural es vital para tener un estado de salud óptimo. Estar alejados de los alimentos vivos nos hace susceptible a enfermedades degenerativas y es que las enzimas tienen la perfecta llave que abrirá la cerradura para que los alimentos se absorban de una manera correcta en el cuerpo, sin la necesidad de producir desequilibrios químicos que hacen que el cuerpo pierda su balance.

Las enzimas hacen que el proceso de digestión sea posible. A pesar de que nuestro cuerpo produce enzimas, no produce las suficientes, requiriéndolas de la misma estructura del alimento vivo, o bien, de un elemento exógeno como pudiese ser un suplemento enzimático. Entre más jóvenes somos tenemos más enzimas, nuestro sistema las produce y eso promueve el desarrollo de la persona, regeneración rápida y nos previene de enfermedades, sin embargo crecemos y nuestras reservas se agotan más y más. SI no hacemos algo para evitar está perdida acelerada, nuestras capacidades físicas se van mermando, a quien no le pasa o experimenta cosas muy simples como cuando era joven podía comer de todo, se recuperaba rápido de una desvelada, de una enfermedad, de una operación, DE TODO, como nuestras capacidades se debilitan, porque las enzimas que producimos tienen que ir necesariamente a digerir alimentos no aptos y en pocas cantidades, nuestros procesos se debilitan y vienen los problemas de enfermedades crónicas.

Antes no había enfermedades crónicas degenerativas y la causa pudiera estar en las enzimas, se nos olvida. Por eso enfatizo siempre consumir abundancia de alimentos crudos y jugos, FRUTAS y VERDURAS. Por eso recomiendo también tomar algún suplemento de enzimas digestivas que en mucho de los casos resuelve en buen porcentaje síntomas desagradables crónicos que parecían que no encontraríamos la causa.

Es un tema muy interesante y súper extenso. Poco a poco me iré adentrando más en el y escribiéndolo para que conozcan la importancia de consumir enzimas ya sea incluidas en el alimento o de manera exógena y sistémica. En el próximo artículo sobre de ello hablaré sobre para que sirven las enzimas digestivas, como desdoblan alimentos para la conversión de energía, proteínas aminoácidos y ácidos grasos esenciales.

El miedo a desintoxicar

Muchas personas dicen que ya nos desintoxicamos solos, que el organismo está destinado a eso, que nuestros órganos trabajaran para nosotros. Ojalá todo esto resultara como dicen.

Si bien es cierto la función del cuerpo es desintoxicarse y buscar el equilibrio, desgraciadamente, estamos tan saturados de sustancias dañinas que los órganos no se dan abasto. No hay mas explicación, que preguntarles a esas personas, ¿por qué hay tantos enfermos actualmente, si nuestro cuerpo se supondría debería de hacer la tarea de lograrlo de manera optima?. Le echarían la culpa al individuo. Repito, no se dan abasto y junto con la carencia de nutrientes, desintoxicarte es la otra causal principal de enfermedad.

 Tocando el tema de la desintoxicación desde un punto de vista de antecedentes,  te diría que esto ha sido innato al ser humano, lo que pasa es que nos hemos alejado de nuestras raíces, de nuestros ancestros y de los métodos antiguos de curación. La misma medicina alópata actual (que en realidad debería de ser la medicina alternativa) y la ciencia, nos han alejado de esa conexión que tenemos con la naturaleza, con el universo. Simple y sencillamente por ser humanos, somos parte de TODO lo que es, somos seres holísticos.

Detrás de la industria médica, está la farmacéutica y desgraciadamente científicos muy brillantes pagados por los intereses económicos de ese emporio de millones y millones. Eso se traduce que no les interese los elementos de la naturaleza, se hagan a un lado y hasta lo satanicen, haciendo creer a una sociedad que no se cuestiona, una mentira repetida miles de veces, que se convierte en una percepción ilusoria en verdad.

¿Quién ha ayunado que conozcamos? Ghandi, Jesús (40 días y 40 noches), Pitágoras, este último hacía ayunar a los aspirantes a estudiar con el, para que le entendieran. Razones diversas de esos tres personajes, cuyo fin último era la depuración en el sentido encaminado a sus distintos propósitos: Espiritual, físico y social.

El miedo al ayuno es parecido al miedo a la fruta. La fruta durante siglos se ha conocido por sus virtudes sanadoras, curativas y nutritivas. Llega la ciencia y nos dice que la fruta es dañina por el azúcar, que cuidado con el indice glicémico, que la intolerancia a la fructuosa. La realidad es que no se tiene certeza absoluta de que es lo que pasa cuando la fruta entra a nuestro cuerpo. Con los ayunos y las desintoxicaciones pasa lo mismo.

frutas

Los intereses que hay en el ayuno, en la fruta, no son los mismos que en otras industrias como la farmacéutica, donde hay mucho dinero de por medio. Por eso los profesionales en este campo atacan a lo desconocido para ellos, sin mala fé,  simplemente vendados de ojos.

Si la mayoría de personas supieran que hay elementos reales de curación natural, el negocio farmacéutico se cae, a todas luces no conviene saber la verdad.

La desintoxicación es un paso a la evolución humana, tanto física, como espiritual. Se requiere ser de mente abierta y cuestionarse las cosas. Un deseo de crecimiento, de no aceptar lo que dice el colectivo, solo repitiendo y aceptando “lo que nos han dicho”.

Al quitarse del camino del cuerpo, este trabajará para restaurar su equilibrio y  lo desintoxicará.  El cuerpo y su sistema inteligente de sanar, hará que cure lo que no sirve como el tejido y órganos dañados, preservando los órganos vitales. No se morirá de hambre porque tiene reservas.

Imaginase si nos remontáramos simplemente a un siglo atrás por lo menos, veríamos que no es tan anormal estar sin comida por un periodo de tiempo. Lo que pasa que ahorita estamos plagados de opciones muy a la mano y por eso ayunar, desintoxicarse con jugos o comer crudivegano es algo sumamente raro.

Acuérdense de mi después y refiéranse a este artículo. Perspectiva. El ayuno es temporal y los beneficios para el cuerpo duraderos.

El mundial es un peligro para la salud. Abre los ojos.

Es hora de dejarnos ir como gordo en tobogán: Llegó el mundial, el perfecto tiempo para darnos todo tipo de indulgencias, comida chatarra, alcohol, excesos. Y es que tampoco la organización de este evento coopera mucho con el interés de salud pública. Está clarísimo que esto es un negocio y esa palabra da a muchos el pretexto de hacer todo tipo de atropellos en aras de engrosar su bolsillo, no importándole el propio espectador.

mcdonalds__large

El mundial es el evento deportivo más visto en todo el mundo y en lo personal a mí me preocupa que el mensaje subliminal que se dé a la gente sea el incorrecto, por un lado, están los intereses de los patrocinadores: la sanísima coca cola, la beneficiosa Budweiser y el nutritivo McDondalds, patrocinadores y socio respectivamente. Macabro trio que disfraza sus intenciones maquiavélicas como fomento al deporte y el mundo feliz unido por un balón. Y eso es solo la punta del iceberg…

No cr7vamos a poder progresar en cuestiones de salud preventiva cuando se llama exitosos a los negocios y asociaciones que lucran con nuestra salud. No vamos a progresar cuando la norma siempre al ver un partido de fútbol o cualquier evento deportivo sea una pizza, una hamburguesa, cualquier comida chatarra, unos refrescos, alcohol. Esto ya se ve de manera normal y corriente en nuestra sociedad, siendo lo raro lo sano. Luego nos preguntamos el origen de nuestras enfermedades, la causa de nuestra crisis de salud, el porqué de la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y enfermedades crónicas degenerativas. ¿Para reflexionar no?

Por otro lado, está también como se prostituyen los deportistas. Vemos a los atletas, figuras que proyectan el éxito y la imagen de la felicidad, anunciando todo tipo de sustancias dañmessiinas. Yo pensaría que es un privilegio estar en la palestra y el ojo de todo el mundo, de tener a la mano el poder ejercer una influencia positiva en la sociedad, a una sociedad carente influencias positivas. Sin embargo, aquí no importa, lo que importa es don dinero, prostituirse con una empresa o con una marca que sabes de antemano es un asesino silencioso. Qué pena me da, honestamente me daría vergüenza ver a mis hijos a los ojos si yo tuviera el privilegio de prostituirme de la misma manera. Pero en este mundo al revés es normal.  ¿Para reflexionar no?

A mí me gusta el mundial y siempre me ha gustado el fútbol, para los que me conocen sabrán que soy mucho menos apasionado de lo que era antes, trabajé en el mundo del fútbol y se cómo se maneja, ahora simplemente me entretiene y lo disfruto más conscientemente. Ahora en lo que se trata de alimentación y a lo que a mi me concierne, en medida de lo posible trato que el “ritual” condicionada y “programadamente” deportivo con el que hemos crecido (botana, alimentos para picar, bebidas) durante un partido sea lo más saludable posible. Medirse y no dejarse llevar, inculcar a nuestros hijos el hábito sano y que por favor no se vea normal lo que las empresas, las organizaciones, sociedad y los intereses creados nos han proyectado, inculcado y sembrado. Salirse del molde, porque si no estaremos condenados a sufrir las consecuencias terribles que ya estamos viviendo en materia de salud.

Si lo ves fríamente, el mundial de fútbol invita a destruirnos la salud con el alcohol, exceso de comida chatarra, procesada y productos animales, estrés innecesario, vicios. Así como yo abrí los ojos algún día y estoy consciente que lo peor es vivir en piloto automático y con el desconocimiento de mis problemas de salud, te invito a que tú los abras también. Disfruta el mundial, pero cuida lo más preciado que tienes: Tu salud.