Mas ataques a la alimentación vegana

No es cosa de una sola vez y ya estuvo, es una cosa ya de casi todas las semanas. Tal parece que hay una campaña de desprestigio hacia la alimentación vegana, o tal parece que el juicio a la alimentación vegana provoca muchos “clicks” y reacciones positivas para ciertos intereses. Un ataque a una minoría, que en cualquier otro caso sería actualmente satanizado o visto mal, aquí se aplaude como si nada. Juicios sin fundamento a una alimentación cuyo principal propósito es la armonía entre terrícolas y la salud del planeta.

Ya a estas alturas del partido, sabemos que una alimentación vegana bien planeada es perfectamente sana, es más, también a estas alturas del partido, sabemos que una alimentación basada en plantas, ayuda al planeta a restaurar su equilibrio. ¿Entonces por qué atacarla y atacarla? ¿Por qué ese afán de autodestrucción?

Me llamó la atención que en estos últimos días hubiera dos artículos alarmando a la población sobre la alimentación vegana. El primero fue el llamado sensacionalista de alerta por la salud del cerebro, por la supuesta deficiencia en colina de la dieta vegana. Esta alarma carente de fundamentos, fue puesta a la información pública en un texto y no en un estudio científico. Tal parece que los diarios digitales que informan, solo les interesa el tráfico que pasa por su sitio y no el verdadero informar de las personas. Ese texto era de una doctora que forma parte del Panel de asesores de la industria de la carne y que remitió a la revista British Medical Journal. Es un texto basura, que se interpretaría como “Ser vegano te puede dejar tonto”.

El segundo artículo fue alarmando a la población sobre los ataques cerebrovasculares que podrían sufrir los veganos. Dios mío. Un mensaje que la gente podría interpretar claramente como “Come plantas y te explotará el cerebro”. Y es muy triste porque la gente solo se queda con el titular y ni siquiera lee el texto, comparte la información sin ni siquiera leerla, me atrevería a decir que el 80% de la gente hace eso. Ese mismo texto dice que los veganos y vegetarianos tienen menor porcentaje de sufrir ataques cardiovasculares, es decir, solo se seleccionó parte del texto para ponerla como titular, o sea, el que pudiera generar más likes y más morbo.

Además de todo, este segundo artículo solo fue observacional, o sea, si ya tengo mis dudas de los estudios clínicos truqueados, donde por lo menos se establece la relación causa y efecto, en el observacional existen tantas variables, que es imposible establecer una conclusión clara.

En fin, más que separar e intentar atacar lo que puede atentar contra nuestras costumbres, vicios y zona confort, deberíamos de sacar lo provechoso para ver cómo nos ayuda. A veces el ser humano tiene una perspectiva tan pequeña, que en lugar de buscar y absorber enseñanzas de las proyecciones que nos da la propia vida, únicamente sacamos a la luz complejos e inseguridades para atacar, criticar y victimizar a través del miedo.

Lo que hace mal a la salud, le hace mal a la naturaleza. El universo no es tonto. Vivimos como si fuéramos entidades separadas del todo. Más allá de cualquier ideología, yo apelo a la lógica, a armonizar con nuestro mundo y con nosotros mismos. La verdadera evolución está en la conscientización. Las industrias tienen un propósito fundamental y este es el hacer dinero (a nuestras costillas), no hay que dejarnos engañar tan fácilmente.

 

 

¿Donde está la prevención? Vivimos engañados.

Despertemos. HAGAMOS CONSCIENCIA. Este mundo esta cada vez mas enfermo. Desgraciadamente no queremos cambiar nuestros hábitos y creemos que nuestras enfermedades son culpa de la divina providencia. Si sigues haciendo lo mismo, se trate de lo que se trate, seguirás enfermo.

Este video tiene un mensaje que te interesará.

Comienzo con PREGUNTAME LUNES

Hola Amigos. ¿Tienen una pregunta sobre alimentación, alimentación basada en plantas, deporte, jugoterapia, nutrición, detox o la que quieran? Escribanme a cualquiera de mis foros (Facebook, Instagram, richcarbo.com y Youtube? seleccionaré alguna y haré un vídeo sobre de ella. Gracias a todos por preguntarme, aprendamos juntos.

PREGUNTENME LUNES 1:¿Se puede construir músculo en una dieta vegana?

PODRÁS VER LOS SIGUIENTES CAPITULOS DE PREGUNTAME LUNES EN YOUTUBE: RICHCARBO

 

 

¿Tienes Una Meta? Ve por ella

Les voy a contar algo que me pasó….Hace 9 meses (SEPTIEMBRE 2017) cuando estaba haciendo la #fiestadejugos (QUE EMPECÉ EN AGOSTO) las personas me decían que estaba loco, que no sabía lo que hacia, queme veía mal, se burlaban, otros más acomplejados hasta les daba pena ajena.
Ya me había pasado un poco así cuando deje la carne y mi alimentación se volvió a base de plantas. No les voy a mentir, a veces duele que la gente te juzgue, pongan en entredicho tus conocimientos, minimizen lo que haces, aprovechen la más mínima provocación para confrontarte. En especial duele más cuando son familiares o amigos los que lo hacen.
Pero bueno, yo ya sabía lo que iba a pasar, necesitaba una limpieza profunda y un ayuno de 40 días de jugos lo logró. También quería optimizar la absorción y eliminación, pienso que avancé bastante en ese aspecto también . La meta siempre la tuve fija, confrontarla con la realidad externa fue un poco tortuoso, pero un buen reto. Fue peor lo externo, que lo interno, porque en este último sabía que estaba sanando.
Moraleja de la historia. Aguanta vara. Porque existan personas que viven en una nube de ignorancia o porque ellos mismos no lo puedan hacer, no significa que tú no puedas. Tienes una meta lucha por ella, por más tonta que le pueda parecer a los demás, te puedo asegurar que el valor es tan superficial y el único importante será siempre el que le das tú. Tú vives tu lucha tu sueño, lo demás es lo de menos.
También hay personas que confían en mi y siempre apoyan. A ellos mi eterno agradecimiento. Son para mi demasiado especiales.
Screenshot_20180514-151110_2
Todavía falta, ahí vamos.

La alimentación de tus hijos

  • La importancia del ejemplo
  • Alimentación basada en plantas

 

De verdad que tema tan importante, tan trascendental. Imagínate, lo que comemos entra a nuestro estómago, se transforma en energía, nutre nuestras células, recorre nuestra sangre, se convierte en nuestros pensamientos y por supuesto en nuestras acciones. ¿Qué importante no? Comer no debe de ser algo que se tome a la ligera o  simplemente comer cochinadas por “comer rico”, más bien, debería ser de los pilares fundamentales para formarnos y desarrollarnos como seres humanos.

Ahora bien, tú ya eres un caso extremo y perdido: Comes mal, a deshoras, comida chatarra, bebes alcohol, te desvelas, no haces ejercicio, bebes refresco, vociferas que comer sano es aburrido (porque eso te han dicho). Sin embargo, hay algo que te mueve.  Te preocupa la salud de tu hijo o tus hijos: “Yo ya valí madre, no voy a cambiar, no puedo y no quiero” pero mi hijo necesita comer bien, no quiero que sea como yo. Me preocupa  que tenga los problemas de salud que yo, por eso aunque no quiera, tendré que inculcarle buenos hábitos y de ser necesario obligarlo a comer sus verduras y frutas para crecer sano”.

¿En serio crees que así está la cosa? ¿De verdad piensas que tu hijo solo por el hecho de que le digas se va a comer el brócoli del plato, su sopita de verduras y sus chicharos? Aunque lo obligues, no lo va hacer y si lo llega a hacer, le va a agarrar fobia a ti y a los alimentos que le estás obligando a comer. ¿Entonces qué solución hay? La única y sostenible solución, el ejemplo.

IMG_20180401_142615757

De nada sirve estar de policía, gendarme y obligarlo a que no coma ciertos alimentos y se coma otros. Si tu hijo te ve comer bien a ti, tu hijo hará lo mismo. Si tú descuidaste tu salud de alguna manera deberás tratar de recomponerla, por supuesto por ti, pero ahora tienes otra razón bien poderosa para hacerlo, tus hijos. Si tú comes bien, tu hijo llevará las de ganar hacía una vida sana, si tu comes mal, olvídalo tu hijo va a sufrir las consecuencias de la crisis de salud mundial y las epidemias que existen actualmente.

¿Cómo le hago? Primer paso: Solo alimentos sanos en casa. El ser humano es una máquina que se basa en las programaciones, tal vez te cueste trabajo al principio pero júralo que te adaptarás al nuevo estilo de comer. Que en tu casa siempre haya en orden (voy a poner los básicos y fáciles para empezar):

  1. Almidones: Arroz, avena, amaranto, papa, pasta, maíz (tortillas), lenteja, frijoles, camote.
  2. Frutas: Plátanos, manzanas, naranjas, aguacate, tomate.
  3. Jugos Naturales de extractor: Manzana, Naranja, ponles ramitas de apio.
  4. Smoothies: Fresa, mango, plátano, dátiles.
  5. Verduras: Calabaza, cebolla, zanahoria, jícama, pepino, chayote.
  6. Hojas verdes: Espinaca, lechuga.
  7. Reino Fungi: Champiñones, setas.
  8. Leches: Soya, Arroz, Coco, Almendras.

Ojo, puse lo muy básico y simple para empezar. Tu eres el que hace las combinaciones y pone la creatividad, sí te gustan más cosas de este estilo adelante, poco a poco irás encontrando combinaciones y serás más creativo.

No todos los niños son iguales unos tienen más afinidad por las frutas y otros por lo salado, encuentra lo que le gusta a tu hijo y explótalo con alimentos saludables. Un ejemplo,  mi hijo es más afín a los alimentos salados, le encanta el arroz, las tostadas de maíz, el aguacate y los frijoles. De hecho cuando le preguntas que se te antoja, te contesta con seguridad “salmas con frijoles” a lo que otros niños sin dudarlo optarían por unas papas fritas y un refresco (si lo tienes a la mano en casa). En cambio hay otros niños que le gusta lo dulce, como lo dije explótalo. Las hijas de mi hermana, que por cierto es Health Coach y les voy a recomendar su recetario para niños, le gustan mucho las frutas (aunque a todo le entran parejo)  y ella saca provecho de ese ramo.

Screenshot_20180404-165356_2

Encuentra la base de la pirámide, de SU pirámide alimenticia y haz las combinaciones pertinentes con otros alimentos, así no se aburrirán y les seguirás dando lo que le gusta. De todos modos a los niños casi siempre lo que le interesa es jugar y aprender, no estar de quisquillosos encontrando nuevos sabores en la comida  (si hay quisquillosos es porque lo heredaron de sus padres) y no repetir como los adultos.

Otro punto importante, no lo premies con dulces, papas fritas, refresco, el huevito K, etc… te repito todos somos programables y él va a asociar esto con recompensa. Además todos esos productos son súper adictivos, siempre el niño querrá más y más y en su cabecita siempre relacionará que eso es felicidad, tanto por procesos químicos, como psicológicos. Hazle saber qué otras cosas pueden ser premios. Un poco de veneno no hace tanto daño, eso es un mito, todo se acumula y eso puede ser aunque no lo creas equivalente a una droga ¿A poco le darías de vez en cuando u ocasionalmente una droga porque se la merece? Nota: El jamón, los embutidos de todo tipo cuentan como comida chatarra y droga, eso evitarlo a toda costa comprar (aunque sea “pechuguita de pavo” es malísimo)

Yo siempre recomendaré una dieta basada en plantas como pilar de una alimentación sana y preventiva para una salud óptima. Si comes animales procura irlos reduciendo cada vez más y más, hasta que se te olvide. La base de la alimentación basada en plantas, son los almidones (cereales, legumbres, tubérculos), luego las frutas, luego las verduras y hojas verdes. La punta, la mera punta de la pirámide son las indulgencias que uno intencional o no intencional se da, ahí es donde caben esos “alimentos”. Piensa que las culturas más sanas de nuestro planeta así se alimentaban, esa era su base y en la punta de la pirámide estaba los productos animales, no se comían como ahora en desayuno, comida y cena. Se comían muy ocasionalmente en poca porción o en ocasiones especiales.

Ya que sabes que va a comer tu hijo, que esperas para hacer el cambio. Tú eres el héroe, el ejemplo, si te ve comer bien, el hará lo mismo. Si cambias el chip y le infundes que lo sano es lo verdaderamente rico, el niño pensara igual. Programaciones. Cambia tus hábitos y automáticamente cambiarán los de tus hijos. Recuerda, si hay padres obesos la estadística es que sus hijos ya lo sean o se conviertan en el futuro, eso se puede revertir. Si hay padres sanos habrá niños sanos. Y como diría un grande: NIÑO SANO, ES UN NIÑO FELIZ ¿Estás de acuerdo?

¡Carbea!

PD: Para libro de recetas ver mi hermana Mercedes. @salud_salud en instagram.