¿Y si nos morimos? ¿Nos iríamos en paz o con miedo?

Hice una pequeña reflexión…

¿Te imaginas ser víctima mortal del miedo? Con el pánico que estamos viviendo, igual y sí.

Vamos a pretender que se va a acabar el mundo, que falta poco. Todos vamos a morir. Solo nos quedan unas cuentas semanas ¿Qué vamos a hacer?

¿Vas a correr por el papel de baño y el gel antibacterial?, ¿Vas a encerrarte en tu cuarto a ver las noticias y contaminarte la mente?, ¿Vas a pasar con la familia comentando el punto del chisme, miedo y morbo?, ¿Vas a envenenar tu cuerpo con comida que solo te provoca un placer solo instantáneo y después te hace sentir de la mierda?

¿Qué vas a hacer?

Y sí mejor en lugar de andar juzgando al prójimo, sí en lugar de acabarse el papel de baño, sí en lugar de ver las noticias, no vamos y pasamos el tiempo con la gente que más queremos y hacemos dentro de lo posible, lo que nos gusta.

A los que puedan salir, por qué no van a su jardín, a un despoblado bosque, a un parque y se sientan a contemplar la naturaleza. Los que no, porque ya fueron privados de su libertad, por qué no se sientan en el sillón y escuchan su música favorita, leen algún libro que los inspire, escuchan a alguien que les motiva, juegas con tus hijos y entablas una plática con alguien que amas.

¿Por qué no experimentas con cosas que te fortalezcan y que nunca haces? Como comer saludable, por ejemplo. Frutas, jugos, alimentos de la tierra.  Abrir la ventana a la posibilidad, la posibilidad que ocurran hechos increíbles por el solo hecho de conectarnos con la naturaleza. Medita, contempla.

Esta “pandemia” de manipulación y miedo, me ha hecho pensar que podemos sacarle algo de provecho a la vida. Como concientizarnos de salir a vivir la vida que siempre deseamos vivir.

¿Si realmente se acabara todo en poco tiempo nos iríamos contentos? ¿O nos iríamos con miedo perpetuo, estresados, ansiosos y con el pensamiento de que nunca vivimos en realidad? Esto no se acaba, hasta que se acaba. Estamos a tiempo.

Vive con quien te haga sentir bien y aléjate de los que oprimen tu corazón y alma, sea quien sea. Sonríe, canta, baila, escribe, vloguea, cágala una y otra vez, concientízate, quiérete, cuídate y lo más importante, se tú. No dejes que los pensamientos de otros te manipulen y contraigan tu sentir. Experimenta, decide y actúa.

Tal vez esto que está pasando nos pueda abrir los ojos, el corazón y espíritu,  para encontrar lo más importante que es la felicidad.

Este es el momento perfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s